Creando una estrategia de e-learning corporativo

elearning

En los últimos años aquellos profesionales que desarrollamos nuestra labor en el sector de la formación nos hemos dado cuenta que existe por parte de las empresas una mayor exigencia respecto a los resultados tanto del e-learning como de la formación presencial.

Evidentemente esta exigencia es más que razonable ya que para las empresas la inversión en la formación de sus trabajadores implica un importante desembolso que esperan que dé pronto buenos resultados. A fin de conseguir los mejores resultados para cada organización, es totalmente necesario que el e-learning o la formación presencial se adapten a las necesidades formativas de sus trabajadores. Esta adaptación es más sencilla si cabe en la formación virtual dada la propia estructura de los contenidos.

A la hora de diseñar una estrategia de e-learning corporativo son varios los aspectos que debemos tener en cuenta. Lo primero a lo que hay que atender es a los factores internos y externos que afectan a la empresa: procesos, cultura de la organización, recursos humanos y canales de comunicación, son solo algunos ejemplos de aspectos que no deben pasarse nunca por alto.

Para las empresas la formación ya no es algo externo que se contrata de vez en cuando, sino que buscan buenos partners que sepan ayudarles y aconsejarles en lo que es mejor para su desarrollo. Por ello, para que el plan de formación corporativa tenga éxito, se recomienda tener muy en cuenta factores como la adaptación del curso a las necesidades de los trabajadores y la cultura organizativa, priorizar el interés general de la empresa sin dejar de lado las prioridades de las diferentes delegaciones y hacer partícipes a todos los trabajadores para conseguir un “engagement” que pueda dar lugar a futuras mejoras del plan formativo.

En definitiva, un buen plan de formación corporativo pasa por hacer un análisis profundo de la empresa.

Deja un comentario