Formación en la empresa, una actividad de futuro

formación

En los últimos años la gestión de recursos humanos ha evolucionado mucho y las empresas cada vez son más conscientes de la gran importancia que tiene para ellas contar con unos trabajadores productivos, bien formados y que estén contentos en sus puestos de trabajo.

Además de el trabajo a desarrollar, aspectos como la formación tienen mucho que ver en que un trabajador se sienta o no valorado dentro de la empresa. Si una empresa no invierte en mejorar las capacidades de sus trabajadores estos se suelen sentir prescindibles, mientras que si la empresa decide llevar a cabo una buena formación de sus trabajadores se aumenta la satisfacción de los mismos al sentirse valorados. La formación además permite a la empresa tener trabajadores más capacitados y productivos, por lo que beneficia a todas las partes de la relación laboral.

Pero a la hora de formar y motivar trabajadores no vale cualquier tipo de formación. De nada le sirve a un trabajador recibir formación sobre conocimientos que ya tiene o sobre aspectos que no guardan ninguna relación con su puesto de trabajo.

Dar la formación adecuada a los trabajadores requiere de un profundo estudio de las necesidades formativas que tienen los trabajadores y de las necesidades que tiene la empresa. Conociendo las necesidades que existen y el presupuesto disponible, es más fácil buscar una formación que sea verdaderamente efectiva.

A día de hoy esta tarea está recayendo sobre los profesionales de la formación corporativa, un perfil cada vez más demandado entre los gestores de recursos humanos. Estos profesionales aportan un plus a su empresa y es que no son únicamente expertos en gestión de recursos humanos, sino que pueden ayudar a la empresa a diseñar y aplicar planes formativos que sean verdaderamente eficaces y produzcan los resultados que la empresa espera cuando decide invertir en formar a sus trabajadores.

Deja un comentario