La importancia de la formación adaptada a cada empresa

Los trabajadores son uno de los activos más importantes para las empresas. Contar con buenos trabajares requiere de un buen proceso de selección y reclutamiento de personal, pero también es imprescindible invertir en la formación de los trabajadores una vez que han pasado a formar parte de la empresa.

Cuando un trabajador es contratado por una empresa se entiende que cumple con los requisitos de formación y experiencia necesarios para desempeñar el puesto para el que ha sido contratado. Sin embargo con el paso del tiempo el mundo empresarial, las tecnologías y otros factores que afectan al puesto de trabajo van variando, haciendo necesario que el trabajador pase por un período de formación para que mejore o adquiera nuevas capacidades.formacion

Dado que cada puesto de trabajo y cada trabajador tienen unas necesidades distintas, es imprescindible que la formación se adapte a las mismas si quiere ser verdaderamente eficiente. Para ello es necesario que antes de establecerse un plan de formación se examinen cuales son las carencias formativas que existen.

Sabiendo concretamente los aspectos que deben reforzarse, puede entonces buscarse la fórmula formativa más adecuada.

Ajustando el proyecto formativo a las necesidades de cada empresa y sus trabajadores, la formación dada es mucho más eficaz, haciendo que la inversión llevada a cabo por la empresa para formar a sus trabajadores dé rendimientos mucho antes que si se usa un programa formativo estandarizado.

Además de ver los resultados prácticos obtenidos, para evaluar adecuadamente el éxito de una formación es necesario hacer un análisis y una evaluación de los resultados que incluya encuestas de satisfacción e incluso propuestas de mejora. Gracia a este feedback los cursos formativos pueden personalizarse todavía más y dar mejores resultados.

En Demos España ponemos a disposición de las empresas programas formativos especializados a través de nuestra Formación In Company.

 

Deja un comentario