La importancia de la formación para los nuevos empleados

formación

En un entorno económico que cada vez es más competitivo, los procesos de selección de personal de las empresas son cada vez más complejos a fin de dar con el candidato/a que sea capaz de comenzar a rendir y ser productivo para la empresa lo antes posible. Sin embargo la realidad nos demuestra que son muy pocos los casos en los que el trabajador o trabajadora escogido comienzan a ser productivo nada más integrarse en la empresa.

Debemos tener en cuenta que por mucha formación y experiencia que tenga el trabajador contratado, al iniciar a desempeñar un nuevo puesto en una nueva empresa debe amoldarse primero a la cultura empresarial y su forma de trabajar. Para evitar que tanto trabajador como empresa sienten que no encajan bien, los expertos aconsejan definir previamente las funciones del puesto e informar claramente al trabajador sobre qué es lo que se espera de él. En lugar de bombardear a los nuevos trabajadores con mucha información, es mejor que esa información se dé de manera fraccionada pero más clara.

Una vez que el empleado sabe qué es lo que se espera de él, es el momento de enseñarle las herramientas que debe usar en su trabajo. Aunque algunas ya las conocerá, es importante hacer una breve formación sobre todas ellas a fin de aclarar dudas y solventar posibles carencias de conocimientos.

Los estudios llevados a cabo en el ámbito empresarial ponen de relieve que el 80% de la formación impartida al inicio del trabajo es olvidada con el paso del tiempo, por ello es importante hacer especial hincapié en la necesidad de aplicar los procedimientos explicados en la forma y tiempo explicados, de esta forma se evita que los trabajadores adquieran costumbres que puedan afectar a su productividad.

En definitiva, los expertos aconsejan que la llegada de un nuevo trabajador sea entendida como un proceso que requiere de tiempo y una adecuada formación para que los resultados obtenidos sean los esperados.

Deja un comentario