Liderazgo estratégico del siglo XXI

Liderazgo estratégico del siglo XXI

El concepto de liderazgo no es algo nuevo en el mundo empresarial, aunque en los últimos años la concepción del liderazgo ha ido cambiando hacia una vertiente dotada de valores éticos que aporten a las empresas y sus trabajadores un extra a la hora de alcanzar sus objetivos, ha habido por tanto una evolución hacia lo que se conoce como liderazgo estratégico.

Mientras que en la concepción tradicional del liderazgo el liderazgo es el fin mismo. En la concepción moderna de liderazgo, el liderazgo estratégico no es el fin sino una de las herramientas para que la empresa consiga sus objetivos.

Desde un punto de vista técnico podría definirse el liderazgo estratégico como la capacidad para anticipar las cosas, mantener la flexibilidad y atribuir facultades a otros, manteniendo la capacidad para crear cambios en la medida en que estos sean necesarios. El liderazgo estratégico está por tanto estrechamente ligado a otras habilidades básicas en el entorno empresarial, como la capacidad de administrar el talento humano, la capacidad de motivar, la gestión de equipos o la orientación a resultados entre otras.

Entender el comportamiento es hoy por hoy totalmente necesario para desarrollar un liderazgo estratégico. En este sentido cobra una gran importancia la neurociencia ya que sus aportaciones permiten entender el comportamiento humano y desarrollar nuevas formas de pensamiento estratégico, lo que explica la presencia cada vez mayor de la neurociencia aplicada al Management.

En un entorno como el actual las empresas están en constante cambio, lo que les obliga a modificar no solo su modo de actuar respecto a clientes y/o proveedores sino también a cambiar su política interna, abandonando la vieja relación jefe-empleados y abogando por dar un mayor protagonismo al líder estratégico, cuya tarea ya no es ordenar a los demás lo que deben hacer sino guiar al resto del equipo para que estos hagan su trabajo.

Sin embarco, como ocurre siempre en el mundo de la empresa, en este campo no está todo hecho y todavía queda mucho por hacer, las nuevas empresas y las nuevas relaciones entre empleados y empresa están haciendo surgir un gran número de retos a los que el liderazgo estratégico tendrá que enfrentarse en los próximos años.

¿Quiere saber más sobre liderazgo estratégico?

Deja un comentario