Organizar la Jornada Laboral es más fácil con estos 7 tips

Como se nota que va llegando el buen tiempo ¿eh? Cada día que pasa hay más luz y los días son más largos. Cuando termina la jornada laboral apetece aprovechar al máximo el tiempo y disfrutar de la familia y los amigos dando un paseo o charlando en una terraza al sol. Esta época del año es la ideal para renovar energía y cargar pilas. Para poder disfrutar al salir del trabajo hay que dejarse todo bien hecho y terminado. Cuando sales por la puerta de la oficina, tienes que salir con la tarea acabada.

Puede parecer algo normal, pero en muchas ocasiones cuando salimos del trabajo nos llevamos con nosotros temas laborales que rondan sin parar, una y otra vez, en nuestra cabeza y que nos puede generar ansiedad. A largo plazo, no desconectar puede pasarnos factura.

Por eso es importante organizar la jornada laboral. Y nos referimos a organizar más allá de tener un control de los correos pendientes que tienes que responder o las reuniones previstas a lo largo de la mañana. Organizar la jornada laboral requiere tiempo y dedicación y forma parte del propio del trabajo. Por eso, vamos a empezar por el principio.

1.Organización

Planificar y organizar la jornada laboral es esencial. Cada uno puede ajustar este primer punto a las necesidades del trabajo o a sus preferencias. Hay personas que prefieren dedicar media hora por la mañana a distribuir las tareas y establecer prioridades. Y otras personas prefieren hacerlo al acabar la jornada laboral. Para estructurar la jornada sólo necesitas papel y bolígrafo. También puedes hacerlo en formato digital, pero tenerlo por escrito y a la vista también ayuda. En el papel en blanco puedes apuntar todo lo que tienes que hacer en el día o semana. En post it de colores destaca aquellas cosas que sean importantes. Este primer paso te ayudará a establecer prioridades entre todas las tareas. Una vez que tengas la visión general pasa todos “tus quehaceres” a una agenda con las horas/días que has planificado.

2.Horarios

Tener en una agenda o en un planning  apuntado todo lo que tienes que hacer, te ayuda no sólo a recordar con qué ponerte en cada momento sino también a cumplir con el horario. De nada sirve tener una excelente planificación si después no se cumple con lo programado.

3. Descanso

Dentro de la planificación de la jornada laboral también es necesario tener en cuenta los descansos. Sí, has leído bien. Entre tarea y tarea, y más si una no tienen nada que ver con la otra, mereces un descanso. Descansar la vista es vital si trabajas con el ordenador. Unos ejercicios de estiramiento tampoco vienen mal.

4.No te agobies con los horarios

Una cosa es no cumplir con lo agendado porque surgen imprevistos o porque una tarea se alarga más de la cuenta y otra muy distinta es saltarse a la torera nuestros plan yendo de un lado a otro sin concluir ningún trabajo. Hay que saber diferenciar entre esas dos situaciones. Estamos precisamente organizando la jornada laboral para que nos de tiempo a hacer todo de manera satisfactoria.

Organizar la jornada laboral

5. Concentración

El entorno en el que trabajas es muy importante. Procura rodearte de orden. Ten la mesa lo más organizada posible con las cosas que necesitas a la vista. Quita todo lo demás. Incorpora una planta en tu mesa, un poco de color y vida a tu espacio le vendrá muy bien. Crear un ambiente agradable que te ayude a concentrarte es básico para un rendimiento óptimo.

6.Alimentación

Es un punto muy importante a tener en cuenta. Procura dejar los sandwiches para los días de picnic. Dedica tiempo a prepararte comida sana y nutritiva y dedica tiempo a comer. Tener comida rica preparada por ti hará, aparte de ahorrar dinero, comer bien y dedicar tiempo a hacerlo. Si transportas la comida en tupper haz lo posible por comerla en un plato con cubiertos. Lleva siempre fruta para tomarla a lo largo de la mañana.

7.Disfruta del trabajo bien hecho

Celebra que cumples con lo planificado. Este pequeño gesto te ayudará a motivarte y a seguir adelante con más ánimo. Organizar la jornada laboral es un reto que requiere fuerza de voluntad. Por eso, aplaude la consecución de tus metas. No es necesario hacer una fiesta con confeti para toda la oficina pero sí ten algún detalle contigo mismo.

Cumplir con estos sencillos puntos te permitirá organizar tu jornada laboral con éxito y así poder disfrutar del buen tiempo, de los amigos y de la familia. Incluso, si te organizas y “te sobra” tiempo, puedes adelantar trabajo del día siguiente. Ya sabes, si no te organizas es porque no quieres.

Deja un comentario