Rapidez, movilidad y engagement son las claves del e-learning

retos del elearning

La oferta formativa e-learning es cada vez mayor, pero también es cada vez mayor el número de alumnos potenciales de este tipo de cursos. A pesar del gran desarrollo que han tenido los cursos virtuales en los últimos años, el abandono por parte de los alumnos antes de terminar el curso sigue siendo uno de los principales retos a los que debe enfrentarse el e-learning.

En su particular batalla para conseguir que los alumnos no se desanimen y prosigan su curso hasta la finalización del mismo, conseguir engagement es uno de los objetivos que deben conseguir los cursos virtuales. Conseguir que el alumno se implique en su formación es la mejor manera de garantizar que ese alumno finalizará el curso que ha empezado, pero esa implicación se vuelve más difícil cuando no hay una interacción directa entre el alumno y el tutor o entre el alumno y otros alumnos. En este sentido los expertos de la formación abogan por una formación e-learning todavía más personalizada, capaz de cubrir las carencias formativas que realmente tiene el alumno y desarrollar a la vez nuevos espacios de comunicación entre profesores y alumnos para que los estudiantes sientan que verdaderamente forman parte de una comunidad.

La movilidad es otro reto importante a enfrentar por el e-learning, evolucionando hacia lo que ya se conoce como m-learning. En este área todavía queda mucho camino por andar para poder sacar todo el rendimiento posible a la formación a través de dispositivos móviles como los smartphones, las tablets y los relojes inteligentes.

La formación es algo que está vivo y en constante cambio, por lo que los alumnos necesitan estar constantemente informados de los cambios que se están produciendo. La rapidez a la hora de hacer llegar la información a los alumnos será otra de las claves en la evolución de e-learning.

Deja un comentario